• 26 de Octubre del 2021

Detención de edil de Quecholac es investigación de FGE: Barbosa

José Alejandro N / Noticieros Televisa

 

El gobernador de Puebla destacó que en su administración no hay padrinazgos políticos ni se protege a nadie

 

 

La detención del presidente municipal de Quecholac, José Alejandro N., no tiene que ver con una persecución política, ya que se trata de una investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), afirmó el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta.

“Responde a investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado sobre, sin duda, hechos que están relacionados con vínculos, pues con las actividades ilícitas que desarrolla mucha gente allá, en esa zona. Ya el implicado tendrá que acreditar su inocencia, no es un asunto de persecución política, es un asunto de hechos que han sido investigados por la Fiscalía General del Estado”, dijo.

Reiteró que su administración no protege a nadie, contrario a lo que ocurría en anteriores sexenios.

“Yo quiero decir que en este gobierno, no existen padrinazgos políticos a favor de nadie. Si un alcalde está vinculado a actividades ilícitas, pues se aplica la ley (…) Mi gobierno no protege a nadie (…) Así debió haber sido siempre, pero no, había colusión. El poder público en el estado estaba coludido”, acusó.

Además, advirtió que no se dejará presionar por quienes piensan que con protestas van a evitar la aplicación de la ley.

“A nosotros no nos presionan, pues qué se creen, que a sombrerazos, que se regresen mejor a sus pueblos, que busquen abogados, que se defiendan (…) en Puebla se respeta la ley, se aplica a ley, se respetan los derechos humanos y no se admite la simulación, no estamos dispuestos a aceptar que la sociedad tenga ese tipo de desviaciones”, detalló.

Investigaciones contra ediles

Barbosa Huerta aceptó que las autoridades saben qué presidentes municipales están metidos en actividades ilícitas.

“No vamos a jugar, se los digo, no va a haber personajes siniestros en mi gobierno, como lo hubo en otros gobiernos, los personajes siniestros no están o están en la cárcel”, declaró.

Destacó que no será cómplice de los funcionarios o servidores públicos que violen la ley.

“Nunca se sentarán con el gobernador (…) y si sé que algún miembro de mi gobierno se sienta con ellos, se va del gobierno”, finalizó.